Es el puto John Wick

Saludos palomiteros:

Ha vuelto Baba Yaga, el hombre al que llamas cuando quieres asustar al hombre del saco… ¡Ha vuelto Keanu Reeves!

Resultado de imagen de john wick 2

Pacto de sangre es una película que comienza justo donde dejamos a su predecesora. John Wick, un asesino en serio que sólo quiere retirarse, y emprende una matanza espectacular contra aquellos que le arrancan el último recuerdo de su difunta mujer. Pues ahora, empieza recuperando su coche.

Pero no es con esta escena en la que se centra la película. La obligación del asesino para con un jefe mafioso le obliga a retomar las armas una vez más para saldar su deuda con un último encargo.

La película es un frenesí de acción de lo mejorcito que se puede ver en pantalla. Con un guión relativamente sencillo pero que funciona perfectamente con el tipo de película y unos personajes a los que da gusto odiar.

Resultado de imagen de john wick pacto de sangre

John Wick, Pacto de sangre es una estupenda secuela que hace honor a la saga que acompaña. Una película cargada de acción bien hecha, aunque no mejor que su precuela original. Se echa de más algunos planos con cámara temblando, tan frecuente en las películas modernas, pero que tampoco son tan insistentes en esta.

Hay que señalar también que algunas escenas son sencillamente brillantes. Ver como dos asesinos profesionales se intentan asesinar entre ellos sin despertar sospechas en una estación de metro.

Resultado de imagen de john wick pacto de sangre

La fotografía del film está cuidada hasta el más mínimo detalle. Tiene un estilo que, en ciertos momentos, consiguen un encuadre y una expresividad artística bastante hermosa.

Es una estupenda película. De hecho, es una película excelente para el tipo de film que es. Lo que hay que destacar que, para mi gusto, deja la puerta abierta a una peligrosa secuela de nuevo, mientras que la primera de todas era un film que funcionaba por sí solo.

Resultado de imagen de john wick pacto de sangre

 

Tengo que decir que es una película que no me ha dejado indiferente en absoluto. Keanu ha conseguido trabajar en un personaje que le definirá como actor de la forma que hizo con Matrix. ¿A qué estáis esperando? ¡Raudos al cine!

Star wars VIII Microcrítica

Saludos palomiteros:

Ha llegado ya el nuevo teaser de Star Wars. Faltan 8 meses y el misterio está servido. ¿será un nuevo enfoque? ¿Será mas de lo mismo? Lo que es sin duda un bombazo del cuál se va a habar durante tooooooodo el tiempo que falta y empirzo a pensar que eso puede tener un efecto negativo a largo plazo y es el siguiente: voy a acabar hasta las narices de no poder ver una película con principio y final sin tener que jubilarme antes de ver terminar una saga.

Sopor in the shell

Saludos palomiteros:

Resultado de imagen de ghost in the shell

Este fin de semana he tenido la desgracia de ver una de las peores películas que he visto este año (y eso que de casualidad vi los Pitufos en la tele) acompañadas de una palomitas pasadas de aceite. Si es que cuando los astros se alinean, a los mortales nos toca sufrir.

Scarlett Johanson, uno de los iconos femeninos del siglo XXI se encargan en la piel del androide japonés icono de finales del siglo pasado. Como no, tenemos un remake de carne y hueso sobre una película de animación. ¿Por qué nos hacen esto? O peor aún, ¿por qué me lo hago yo?

Resultado de imagen de ghost in the shell

Como no podía ser de otra forma, el diseño de personajes y el despliegue de medios digitales es asombros (de hecho, me hubiese sentido muy insultado de no haber sido así) con un guión que invita al suicidio. Los diálogos emulan a algunas de las películas más icónicas del cine animado japonés, donde las conversaciones  son incapaces de hilar dos frases seguidas con coherencia.

A decir verdad, salir del cine nunca había sido un alivio tan grande, y tengo que deciros que hubo una época donde me bebía un litro de refresco. Creo que huelgan las explicaciones.

Sin duda lo más destacable es el despliegue visual que presenta la película. Un diseño especial con una fotografía un poco por encima de lo mediocre que no consigue sacarte de una historia lenta, aburrida y con muchos agujeros narrativos.

Resultado de imagen de ghost in the shell

Scarlett Johanson sobresale de la misma manera que lo hizo en Lucy, no haciéndolo. En un papel apagado y carente de la mínima señal, su actuación me recuerda a la mencionada en Lucy donde se intenta recaer más en el nombre de la actriz que en la fuerza del guión. Scarlett pasa sin pena ni gloria en el que, con suerte para ella, no se convertirá en uno de sus roles estrella.

Pero lo que más me consiguió sacar de mis casillas era tener a un personaje hablando exclusivamente en japonés mientras el resto se comunicaban en la lengua del espectador. ¿Por qué? Porque a alguien debió de parecerle una buena idea por algún extraño motivo que aún no consigo entender. Era algo tan irritante que si ya era difícil intentar hilar una conversación de frases aleatorias carentes de coherencia, imaginad si encima parte de esa conversación está en un idioma que no entiendes. Pero lo mejor es que el resto de personajes japoneses sí hablaban con la lengua del espectador. ¿Por qué me hacéis esto?

Resultado de imagen de rage

No obstante, lo que más lamento de todo fue no llevarme un almohadón y una mantita a la sala, y haber aprovechado el sedante que me presentaron para conseguir paliar los problemas de insomnio que me hubiese gustado padecer, porque no he sufrido semejante sopor desde la última película de los 4 fantásticos o la última de Transformers. Y es que este tipo de películas deberían estar tipificadas por la ONU como riesgo para la salud pública.

Si aún no la habéis visto, y sois de esos enamorados del ciberpunk clásico y conserváis un gran recuerdo del anime original, aceptad un consejo de un enamorado de la nostalgia: quedaos con el recuerdo antes de que Hollywood os lo estropee.

Si no la habéis visto todavía, ahorraos el dinero de la entrada y aprovechad para ir a ver la nueva de los Pitufos que sin duda alguna, merecerá mucho más la pena que aguantar semejante bodrio audiovisual.

Resultado de imagen de pitufos

Bella y Bestia casi son

 

Resultado de imagen de bella y bestia
Se oye una canción 
que hace suspirar 
y habla al corazón 
de un peliculón 
que puede agradar. 

Palomitas para dos, 
empiezan los trailers, 
nace una ilusión 
en la habitación, 
Bella y Bestia son.

No es el film de ayer, 
pero no está mal. 
Intentan mejorar, 
pero no es igual, 
y nunca lo será.

Debes de saber, 
dice el criticón, 
que muy a su pesar, 
hay que destacar, 
que es una buena adaptación.

Cierto como el sol, 
que sale Emma Watson, 
y no puede alcanzar, 
no llega a ser capaz, 
no es buena su actuación.

Nace una ilusión, 
es buena adaptación, B
ella y Bestia son

 

La guerra de KOOOOOOOOOOOOOOOOONG!!!!

Saludos, palomiteros:

Imagen relacionada

Tras infinitos intentos de ir a ver la nueva película del gorila más famoso de la historia (y esta frase es casi literal), al fin he podido disfrutar de mi ración de aperitivo salado acompañado de una buena película.

Y es que, a diferencia del último remake de Peter Jackson, esta película se deja ver. Muchas veces es difícil (por no decir imposible) que un remake, reboot o refrito de un film sea capaz de sorprendernos de alguna manera. La película original del gorila era (y es) una obra maestra de dimensiones kingkongescas (¡toma palabro!), y su remake anterior no podía llegarle ni a la altura del zapato. ¿Por qué? Sencillamente porque se atreve con algo nuevo.

Resultado de imagen de kong skull island

Y es que la historia se centra en la venganza personal, los soldados que no quieren perder la guerra y el lado humano del conflicto armado. Una película donde meter dinosaurios no tiene sentido, así que cambiamos al enemigo natural y damos una pincelada de Godzilla y contamos su historia desde el punto de vista de la guerra. Sencillamente una apuesta complicada pero que funciona a la perfección.

Podemos olvidarnos, pues, de la escena mítica del gorila gigante trepando el Empire State agarrando a la rubia indefensa y siendo acribillado a tiros por aviones hasta caer muerto. En este film, toda la narrativa se centra en la Isla Calavera, pero sobretodo, en una guerra de Vietnam que se ha perdido, pero de la que no se ha vuelto.

Imagen relacionada

Tengo que reconocer que lo que más ha conseguido impactarme ha sido el cuidado que ha puesto Jordan Vogt-Roberts, el director, a la fotografía. Con unas imágenes que parecen sacadas de un cómic, consigue plasmar una historia de cine bélico en un clásico de monstruos.

Resultado de imagen de kong skull island

El film cuenta con un elenco que ha conseguido satisfacerme, aunque tengo que pensar que no son sus mejores papeles. Tom Hiddleston enamora como siempre, Samuel Jackson devora la pantalla él solo con su presencia y Brie Larson encarna a un personaje femenino como pocos se ven últimamente en el cine y que tanto deberían estar de moda.

Si bien es cierto que jamás será una película tan buena como el clásico, sí que es un digno sucesor del legado, a diferencia de lo que nos presento Peter Jackson tiempo atrás. Ahora sólo cabe esperar a la inevitable secuela. Por favor, no.

Resultado de imagen de kong skull island

Y de pronto llegó ella…

Saludos, palomiteros:

Resultado de imagen de logan

Esta semana he podido ir a ver la película de Logan. Para aquellos que os preguntéis si aún me gustan las películas de superhéroes y no me he cansado todavía, la respuesta es OBVIAMENTE NO. Si no, me dedicaría a escribir sobre la purria de los Oscar. Pero desengañémonos, para poner exactamente lo que puse el año anterior, prefiero ahorrar palabras y tiempo y hacer crítica de una película que, al menos, veréis.

Hugh Jackman vuelve en su papel icónico para hacer su última aparición como el superhéroe más icónico de la franquicia más icónica de la empresa de cómics más icónica comprada por la empresa internacional más icónica del cine pero no del todo.

Resultado de imagen de logan

En un futuro postapocalíptico donde la mayoría de mutantes han muerto (y yo realmente quiero saber qué cojones ha pasado), tenemos a Logan, un guerrero retirado luchando por sobrevivir a su envenenamiento por adamantium, mientras Charles Xavier (el mutante más poderoso) pierde poco a poco la cabeza víctima de una enfermedad mental degenerativa. Y de pronto llegó ella…

X-23 es una chica normal, que notó un cambio radical y le cambiaron el ADN. Entonces la joven muchachita (con un montón de otros como ella) huyeron del sitio donde los convierten en pequeños monstruos, huyendo para construir un refugio de mutantes.

Resultado de imagen de logan

Logan es un anuncio de película que realmente merece un Oscar. La canción de Hurt tan bien llevada haciendo una presentación tan perfecta de lo que será toda la película que la película se queda muuuuuuuuuuuuuuuy atrás con respecto a sus trailers. Y esto me lleva a la reflexión acerca de si la película tiene la suficiente fuerza como para estar a la altura de su propia sombra.

La respuesta es no. La película no está a la altura de su propio trailer. A decir verdad, la encontré una película un tanto sosa, con diálogos bastante flojos, personajes olvidables, incluso malos que desaparecen a mitad de película y termina dando absolutamente igual.

Resultado de imagen de logan

Es cierto que tenemos un par de momentos que son lo suficientemente satisfactorios para los fans y un personaje que puede resultar entrañable (aunque algunos tengan la osadía de compararla a 11 en Stranger Things, lo que me parece que está muy muy lejos de la verdad), pero no es suficiente para levantar una película que pretende escaparse de las películas de superhéroes clásicas, cayendo en todo lo que hacen las películas de superhéroes que intentan escapar de su género. Desde el deleite auditivo en palabrotas hasta el tono de constante atardecer y la degeneración de sus personajes.

Una película de Marvel sin cameo de Stan Lee no es una película de Marvel. Y ciertamente esta película dista mucho de la estética y el estilo al que estamos acostumbrados. No puedo decir que sea una película mala, porque tampoco diría la verdad. Simplemente, no está a la altura de su campaña de márketing.

Resultado de imagen de logan

No todo es fabuloso

Saludos palomiteros:

Resultado de imagen de batman lego  the movie

Volvemos de ver la película más esperada de este febrero (y no es Cincuenta sombras del maltratador de mujeres). Hablamos de Batman, la LegoPelícula. Una apuesta de los creadores de la LegoPelícula pero que, sencillamente, no está a la altura.

Tras el tremendo éxito de la película de los bloques de colores, que sencillamente, fue genial en todos los aspectos, Lego quiere apostar por, como no, otra franquicia de películas y subirse al carro del modelo actual. ¿Qué podría ir mal?

Resultado de imagen de batman lego  the movie

LegoBatman tiene un inicio sencillamente brillante. Cargado de humor y frenetismo que consigue arrancar carcajadas de forma constante durante los primeros minutos. El planteamiento de la relación entre el héroe de bloques y el supervillano por antonomasia  es sencillamente genial (cuando una relación de superhéroes se convierte en una comedia romántica, es maravilloso).

Pero después de eso, la película poco a poco empieza a perder fuelle, como un globo que se deshincha en un rincón de tu habitación tras una fiesta de cumpleaños. La película empieza a convertirse en algo repetitivo echando mano de guiños a mansalva para intentar conseguir arrancar una sonrisa que no termina de dibujarse (un guiño a los 60 bien, dos vale, 15 ya se hace demasiado).

Resultado de imagen de batman lego  the movie

El otro problema que, desde mi punto de vista tiene, es la referencia a la vida real. Esta fórmula que funcionó muy bien en la primera película porque tenía mucho que ver con la historia, aquí simplemente  se mete con calzador y a suspender la credibilidad se ha dicho.

El doblaje también es algo que le ha pasado mucha factura. Gracias al bueno de Claudio Serrano, que consigue salvar la interpretación del personaje, la película no cae en un doblaje mediocre, pero si le excluímos a él, el doblaje deja muchísimo que desear, dejando muchos chistes en un limbo de interpretación perdidos para siempre. Quizá de haberla visto en versión original hubiese mejorado la experiencia. No lo sé.

Resultado de imagen de batman lego  the movie claudio serrano

Sólo sé, que salí del cine muy decepcionado, con una historia que, aunque consigue cerrarse, creo que está más repleta de momentos para hacer anuncios que para mejorar la narrativa. Donde el clímax final pretende una apuesta divertida y sólo consigue meter un amalgama de personajes que no han conseguido encajar entre ellos sólo para la satisfacer a niños y niños grandes a partes iguales, pero que, a priori parece gracioso, y después, sencillamente, deja de serlo.

Eso sí, a nivel visual, la película es genial. La utilización de los tonos de un atardecer constante para favorecer la estética oscura del enmascarado consigue deleitar las pupilas de los espectadores. Imagen relacionada

En resumen, es una película que se deja ver, pero no es la promesa de genialidad que fue la Lego Película.

Resultado de imagen de lego  the movie

 

Neil Patrick Harrik Harris vs Jim Carrey. Catastróficas desdichas.

Saludos palomiteros.

Este año Netflix sigue apostando fuerte por contenido propio de calidad por el cuál tengo que reconocer que merece la pena este modelo de televisión de pago. Una de estas últimas aportaciones es Una serie de catastróficas desdichas de Lemony Snicket. Y uno no puede evitar comparar la serie de Netflix protagonizada por el gran Neil Patrick Harris con su antecesora, protagonizada por el hombre de goma, Jim Carrey.

Resultado de imagen de neil patrick harris vs jim carrey

Es difícil comparar ambas versiones ya que se trata de formatos completamente diferentes y no sería justo para el pobre Jim… Ups.

Netflix realmente ha conseguido crear una serie con un estilo narrativo singular que consigue mantenerte enganchado a pesar de la limitación presupuestaria. A fin de cuentas, no es lo mismo hacer una película con grandes nombres como la inigualable Meryl Streep o Jude Law. Pero la productora digital nos presenta un elenco que consigue, no sólo brillar con luz propia, sino no eclipsar a todos los demás actores.

Resultado de imagen de a series of unfortunate events

Y es el gran problema de la película del hombre de goma. En su actuación a mi parecer demasiado histriónica, Jim Carrey eclipsa, y no para bien, al resto del elenco. Si bien es cierto que, al tratarse de una película, la narración debe ser muy diferente, pero aún así, la producción no se centra tanto en la historia de los niños, sino en darle momentos de algarabía al actor y a sus gestos esperpénticos. No deja de ser otra vez un personaje de Jim Carrey.

Neil Patrick Harris realmente consigue interpretar a un villano de verdad. Su actuación, realmente soberbia, consigue mostrarnos a un villano sin talento frustrando la felicidad de unos brillantes niños, y disfrutando en su intento. Cómico sin caer en lo patético y mostrando auténtica maldad, el actor consigue que el Conde Olaf no sea un bufón con perversas intenciones, sino un villano que resulte gracioso.

Resultado de imagen de a series of unfortunate events

Y es que Jim Carrey tiene el mismo problema que muchos actores actuales (a Will Smith no lo meto en esta categoría porque no lo considero actor), y es que están más encasillados que las piezas de un puzzle y necesitan hacerse cada vez más exagerados para poder seguir gustando en papeles. El actor nos demostró su capacidad interpretativa de forma harto sobrada con El Show de Truman, pero en los últimos films que ha protagonizado se hace más burla a sí mismo.

Pero qué es mejor, la serie o la película.Sin lugar a dudas la serie. La narrativa que emplea, los personajes que aparecen y cómo se desarrollan, las localizaciones y el estilo audiovisual, que en cierta manera me recuerda a Pushing Daisies (una serie de obligado visionado para los románticos como yo) o a Big Fish no dejan indiferentes a nadie. ¡¡Hasta cantan!! (y no sabéis lo pegadizas que se pueden volver las canciones).

Resultado de imagen de a series of unfortunate events

Y ahora os tengo que dejar, que me toca una sesión de Netflix.

Resultado de imagen de netflix and chill

 

La comedia romántica ha muerto

Palomiteros, la comedia romántica ha muerto.

Resultado de imagen de romance

Esto es un hecho irremediable. El cine ha decidido sacrificar al género por antonomasia de los 90 para dar paso a una retahíla de films acerca de la exaltación de la amistad como paradigma de las nuevas comedias hollywoodienses. El romance está reservado para Navidad y para antena 3 los domingos por la tarde.

Y es que el género que le dio trabajo a Meg Eyan o a la niña de E.T. se ha esfumado de la faz de la tierra. El chico que antes disfrutaba de un romance predecible con algunos clichés del amor/humor, ahora ya está casado y echa de menos los años de colegueo y soltería. Por otro lado, la chica que disfrutaba de ese beso bajo la lluvia, ahora prefiere disfrutar del erotismo semi-adolescente cargado de tabúes sexuales y relaciones enfermizas.

Resultado de imagen de meg ryan

La magia romántica ha muerto. La esperanza y la lucha por el amor imposible hasta alcanzarlo ha desaparecido. Ahora, nos contentamos con secuestrar tigres en hoteles y amordazar periodistas en salas sadomaso. Todo tan superficial que pierde por completo el encanto.

El amor, en el cine, se ha visto revocado a un segundo plano como subtrama obligada en el mundo del espectáculo. Ahí es, precisamente, donde pierde por completo el sentido. Se lo fuerza hasta retorcerse, porque tiene que entrar en el metraje. Pero estorba en todo momento. Es demasiado para una simple guarnición, y demasiado poco para un plato completo.

El idealismo ha muerto, palomiteros, y ha sido vilmente sustituido por un envase hipersexualizado y cargado de adrenalina. El romance ahora sólo es sexo. Y el sexo ya no es suficiente. Y es que, para qué vamos a pagar una entrada de cine si el espectáculo audiovisual no es digno del mismo. Por qué conformarnos con un simple beso en la pantalla grande, cuando podemos tenerlo todo.

Resultado de imagen de cincuenta sombras de grey

La La Land y la muerte del amor

Muy buenas y grandes, palomiteros:

Tras un periodo de bloqueo frente al teclado, he vuelto con más ganas que nunca a traeros críticas de calidad y divertidas con todo el entusiasmo del mundo… bueno, eso era antes de ver La La Land…

Resultado de imagen de la la land

La gran nominada a este año para absolutamente todo es este pequeño “musical” que no aparenta demasiadas pretensiones acerca de cómo conseguir los sueños y seguir siendo miserable en el intento. Una película que no ha dejado indiferentes a crítica y a espectadores por igual, generando opiniones tan dispares, que abarcan desde “Obra maestra atemporal” a “menuda bazofia audiovisual”. Pero para ser sincero, tras el visionado y posterior fervor, una vez digerida, realmente lo único que se me ocurre decir es que no es más que otra del montón.

La película narra la historia de un joven músico apasionado por el jazz y con un carácter arisco y la de una joven actriz que sueña con triunfar en Hollywood mientras sirve cafés a las estrellas. A lo largo del film vemos como estos dos individuos se enamoran perdidamente y asumen su papel en el mundo para luego renunciar a todo por lograr lo que más aman: el éxito en su carrera profesional. Para luego ofrecernos una cucharada de jarabe amargo con la fugaz historia de “nunca te olvidaré pero ahora vete”.

Imagen relacionada

Sinceramente, para tratarse de un musical, es una película que llega, en momentos a carecer de ritmo. Si bien tiene algunos momentos brillantes principalmente protagonizados por Ryan Gosling y una encantadora Emma Stone, pero que en algunos momentos no son suficientes para levantar el ánimo en la pantalla. La magia se desvanece en picado de camino al tercer acto.

La gran nominada termina con un amargo regusto en un final agridulce donde, una vez más en este milenio, nos dicen que para conseguir el éxito debemos dejar escapar el amor. Lo cual es muy curioso viniendo de la industria que, hasta ahora, nos ha metido romance a cucharadas soperas. Y es que, parece ser, que el género por antonomasia del cine, ha muerto miserablemente con el cambio de siglo. Lo siento, Shakespeare, pero tu Julieta no va a tener un Romeo esta centuria.

El amor ha muerto en el cine, y La La Land así nos lo quiere restregar por la cara, como un bulldog francés restriega su apestosa lengua cuando te ve tras cinco minutos. ¿Es este el último clavo en el ataúd del romanticismo o aún podemos gritarle a los cielos “está vivo” como Frankenstein cuando resucitó a su criatura?

Resultado de imagen de frankenstein it's alive